FANDOM


Imagen 25-1-
Claudia es la amada del Jabato y el primer personaje principal del cómic en aparecer. Pese a pertenecer a una rica y poderosa familia romana, el hecho de que sea cristiana tambien hace que Claudia sea perseguida, pero en Roma, ella lucha para defender los derechos de los cristianos. De hecho, posiblemente ella y seguramente el Jabato son la esperanza de los cristianos que viven en el imperio romano.



AspectoEditar

Claudia es una joven romana muy bella que debido a que pertenece a una familia rica, siempre viste con ropas y adornos de lujo típicos en esa época. En el primer cómic "Esclavos de Roma" aparece con una gran diadema y una coleta pequeña. En el siguiente cómic "Contra el Escorpión" aparece en un delirio del Jabato con ropas que les ponen a las muchachas que van a ser sacrificadas a una bestia y su coleta un poco más larga. En su siguiente aparición lleva su ropa normal y su coleta llega a ser del estilo cola de caballo que lleva siempre. Más tarde, durante sus viajes con el Jabato y Taurus, pierde su capa y a su regreso a Roma pierde definitivamente su tiara y acorta sus pendientes teniendo el vestuario que conservará en el resto de sus apariciones.
CLAUDIA-1-

Al igual que ocurre con Sigrid el Capitán Trueno, Claudia se ve asediada por muchos pretendientes: generales romanos, patrcios, ect...

PersonalidadEditar

Al igual que Sigrid, Claudia es una mujer paciente que siempre aguarda poder casarse con el Jabato y vivir con el sin que Roma les moleste. Claudia ama al Jabato y no le importa que los orígenes de su amado ni su estatus social sean más humildes que los suyos. Los romanos que se enamoran de ella son demasiado insistentes y de un rango muy alto, pero ella les ignora hasta que se da cuenta de que han atrapado al Jabato y accede a sus proposiciones con una condición: que el Jabato no muera violentamente. Si Claudia se encuentra con otra mujer que ame al Jabato, no siente celos e intenta amistarse con ella. Claudia no soporta ver a gente perder su libertad e intenta liberarles. Lucha incansablemente por los derechos de los cristianos y nunca se rinde. La Fe de Claudia en Dios no se debe a su amor por el Jabato. Su familia es cristiana y por eso no es muy bien vista por sus paisanos. En los viajes, Claudia tambien suele bromear. En muy raras ocasiones se burla de Fideo, pero siempre se preocupa por sus compañeros. Con los niños, Claudia es muy maternal. Una vez prometió a un niño enfermo que no se separaría de él hasta que se recuperase, mientras el Jabato se ocupaba de investigar otra enfermedad que se daba en unas ruinas de una antigua ciudad. Cuando Claudia coincidía en el grupo con Tai-Li, era algo así como su madre. Claudia es tan inteligente como el Jabato, aunque sus ideas son menos arriesgadas. Siempre apoya al Jabato y nunca discute sus planes, pero algunas veces, por no decir muchas, Claudia ha sido la causa de que el Jabato y sus amigos recobren su libertad cuando se hallan en las garras de un malvado y casi siempre ella soluciona su situación cuando sus captores son romanos.

HistoriaEditar

Claudia es la primera de los principales personajes del Jabato en aparecer, entrando en escena antes que el mismísimo Jabato en el cómic "Esclavos de Roma". Claudia estaba viajando por Iberia, escoltada por la centuria del general Marco. Este mandó a un explorador adelantarse y le dijo a Claudia que era para acrecentar un poco su fortuna. Se dirigió a un grupo de iberos para decirles que les iba a llevar al coliseo para convertirles en gladiadores. Uno de los iberos se negó y Marco lo mató. Esto produjo la ira del jefe de los iberos: el Jabato. Claudia vió como el Jabato puso en aprietos a Marco hasta que le obligaron a rendirse o matarían a sus
Jabato7-1-
compañeros. Claudia le pidió a Marco que lo liberase, Marco se negó y el Jabato rechazó la oferta. Claudia le dijo: pagarás caro este desprecio. Esa noche, cuando los legionarios se durmieron, Claudia cogió un cuchillo y se
Imagen 22-1-
dirigió hacia el Jabato y Taurus para liberarles. Pero fue descubierta por el lugarteniente de Marco, Cayo, quien dijo a Claudia que si quería comprar su silencio, Claudia tendría que casarse con él. El Jabato no pudo contener su rabia y atacó a Cayo, lo que despertó al resto del campamento. Consiguieron derrotarles y Marco se disponía a matar al Jabato, pero en ese momento Claudia le dijo a Marco que se casaría con él si el Jabato no moría en ese momento. Marco accedió y cuando el Jabato despertó en un barco rumbo a Roma, vió que Claudia estaba allí para verle por ultima vez. En este momento se ve que ya están enamorados. Claudia no supo que Marco se había dado cuenta de esto y de que le pagaría a su amigo Fabio para asegurarse de que el Jabato muriese en la arena del coliseo lo antes posible. En los juegos, Claudia temía por el Jabato al verlo luchar contra un grupo de mongoles. Más se asustó al oir gritar a Marco recompensar al mongol que lo matase. Sin embargo, el Jabato consiguió convencer al resto de los gladiadores para que se levantasen contra el emperador Sulla. Tras capturarle, el Jabato fue a por Maco, quien decidió usar a Claudia para cubrirse, pero Claudia consiguió liberarse. Después de que Marco cayese a una charca de cocodrilos, Claudia le dijo al Jabato que quería irse con él, pero el
Imagen 24-1-
Jabato le dijo que no quería que la persiguiesen a ella y se marchó de Roma. Claudia vuelve a aparecer en persona un año después en plena guerra entre romanos y cartagineses. Una muchacha llamada Tais ayuda a un general llamado Aurelio el Cruel a conquistar Zaal, la ciudad donde se encontraba el Jabato, a cambio de respetar la vida de este. Claudia invitó a Tais a entrar a su tienda y le revela que es la prometida del Jabato. Esto es un mazazo para Tais pues se enamoró del Jabato. Tais salió corriendo y fue atropellada por una cuadriga. Claudia ordenó llevarla a su tienda y pese a que sospechaba que
ImagesCAZS7DXY
Tais estaba enamorada del Jabato, hizo todo lo posible para salvarla. Aurelio no solo cumplió su palabra de respetar la vida del Jabato, sino que le informó de que Tais estaba en el campamento y que estaba en estado muy grave. Tras despedirse de Tais y verla morir, el Jabato descubre que Claudia está detrás suyo y le dice que la quería como a una hermana, lo cual es en parte un alivio para Claudia. Tras enterrar a Tais intentan pedir caballos a Aurelio, pero unos enemigos lo matan con una flecha y atacan el campamento. Claudia consigue un carro y tras una dura batalla al lado de los romanos, consiguen escapar. Esa misma noche, llegan a un puerto en el que ven una nave romana. Pese a que el Jabato y Taurus se muestran escépticos, Claudia les tranquiliza hablandoles de la influencia de su padre. Sin embargo, al hablarle al Capitán de su Fe, este les arresta y le dice a Claudia que Nerón ha encarcelado a su padre. Sin embargo, Claudia le roba su espada y le obliga a liberar a sus compañeros. El resto de los prisioneros del barco se liberan y entre todos deciden ir a liberar a los cristianos de Roma. Esa noche, se desta una tempestad y el barco se parte en dos. Claudia y Taurus consiguen llegar a tierra y descubren al Jabato incosciente en la playa. Al darse cuenta de que se acercan legionarios, le ocultan y cuando el Jabato despierta, Taurus consigue dejar fuera de combate a dos legionarios para ponerse sus uniformes. Claudia les lleva a un acantilado para orientarse, pero desde allí ven una flota de bárbaros llegar a la costa. Taurus cae del acantilado y al ir a rescatarle, el Jabato mantiene a raya a los bárbaros. El jefe de los bárbaros, Kimberlan desafía al Jabato y este impone una condición : si el Jabato gana, les dejará marchar. El Jabato gana la batalla y se marcha con sus amigos. Al llegar a Roma ven que Kimberlan ha declarado la guerra a Roma. Antes de que lleguen ven al capitán de la nave que les llevó a Roma y este alerta a todo el mundo de que no son romanos. El Jabato consigue una cuadriga en la que escapan a toda velocidad por las calles de Roma perseguidos por un cruel auriga llamado Vincix. Después de caer al río y vencer a Vincix, se dan cuenta de que los bárbaros han llegado a Roma y se refugian en unas ruinas. Allí alguien secuestra a Claudia y se la lleva a las catacumbas. Al ser descubierto por el Jabato intenta huir en una barca por un río subterraneo. Pero la barca vuelca en mitad del combate contra el Jabato. El Jabato y Claudia son salvados por un viejo amigo del Jabato llamado Juan. El Jabato se da cuenta de que los bárbaros se han llevado a Taurus y se asegura de que Claudia se quede en las catacumbas. A la mañana suguiente, el Jabato logra introducirse en el coliseo con la ayuda de la hija de Kimberlan, y allí ve que Claudia ha sido capturada y que la atan a un poste. Kimberlan dice que el que la libere se casará con ella y suelta a un rinoceronte en la arena. El Jabato, logra salvarla y pese a que Kimbelan quiere vengarse de él se entera de que los romanos están atacando. Al conseguir sacar a los cristianos del coliseo, el Jabato es apuñalado por la espalda por Vincix. Claudia decide llevar al Jabato  a una mujer llamada Drusila. Al llegar a casa de Drusila, ella dice que a cambio de sus servicios el Jabato debe seguir luchando al lado del bien. Al dejarle, el Jabato lucha en su mente contra la Muerte y gana. Tras recuperarse del todo, el Jabato y Claudia se despiden por segunda vez.

Más adelante, el Jabato y Claudia se vuelven a encontrar en otra guerra, esta vez entre Roma y Egipto. Claudia es obligada por su padre a contraer matrimonio con un general llamado Numa que en ese momento se las estaba viendo con el Jabato. Durante la huida del Jabato, Claudia pasa junto a él sin darse cuenta. Y por si las tensiones desencadenadas fueran poco, Numa recibe ordenes de Nerón de matar al padre de Claudia, de modo que decide hacerlo después de su boda. El Jabato (que fue capturado y después liberado por Taurus) lo descubre, usurpa a Numa. El Jabato ordena embarcar a todo el mundo, creyendo que Claudia está enamorada de Numa. Por culpa de un espía egipcio, se descubre que no es Numa y al intentar huir acaba por casualidad en el camarote de Claudia, se descubre y le cuenta que Numa tiene órdenes de Nerón de matar a su padre. El Jabato logra huir del barco con Taurus. Días más tarde, un esclavo le cuenta a Claudia de que un traidor egipcio conspira contra su gente y el Jabato( que está en el bando egipcio). Mientras tanto, en el campamento egipcio, la hija del faraón, Tigra, que ama al Jabato, se entera de la existencia de Claudia y envía un asesino a por ella, aunque más tarde se arrepiente. Durante una batalla, una flecha mata al padre de Claudia. El asesino que mandaron a por Claudia intenta matarla, pero la princesa Tigra se interpone, muriendo. Numa aparece e intenta llevarsela, pero Claudia se niega. Aparece en escena el Jabato y derrota a Numa. Después se va con Claudia a la ciudad del faraón Septa.

AparicionesEditar

Claudia es la primera en aparecer de todos los personajes del Jabato. Hace su primera aparición en el primer cómic Esclavos de Roma. Aparece en el segundo cómic Contra el Escorpión en un delirio del Jabato. No vuelve a aparecer hasta el sexto cómic Muerte de un traidor y a partir de aquí se mantiene hasta el octavo cómic Contra el monstruo. A partir de este aparece en otros cómics, se mantiene durante mucho tiempo y desaparece durante otras aventuras.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar